Radio Chiloe & MRG

Castro: sindicato de trabajadores Salmofood finaliza huelga legal.

Departamento de Prensa 6 febrero, 2019
Castro: sindicato de trabajadores Salmofood finaliza huelga legal.

Su agradecimiento por el apoyo brindado por parte de la comunidad y, principalmente a cada uno de los socios del sindicato No. 1 Ernesto Díaz de Salmofood, expresó la directiva de esta organización tras poner término a la huelga legal que mantuvieron en el marco del proceso negociación colectiva llevado adelante con la empresa.

Así y pese a que no consiguieron el 100% de sus demandas, igual verán aumentados sus salarios y los bonos de producción, según Margarita Bruque, Secretaria de este sindicato:


Por su parte, el Presidente de esta organización sindical, Gabriel Henríquez señaló van a seguir luchando para mejorar sus condiciones laborales:

Ambos dirigentes señalaron finalmente que lo que esperan es que no hayan represalias de ningún tipo por parte de la empresa porque lo que quieren es seguir trabajando en conjunto.

Por su parte el Gerente General de Salmofood, Ian Lozano a través de un comunicado agradeció la mediación de la Dirección Regional y Provincial del Trabajo que permitió alcanzar el acercamiento necesario con el sindicato, lo que hizo posible el acuerdo e hizo un “mea culpa” por no lograr un acuerdo antes de llegar a esta larga paralización, “porque obviamente para llegar a una situación como ésta, hay responsabilidades compartidas de las cuales hemos sacado muchas lecciones para el futuro de la compañía”, señaló Lozano.

En tal sentido la última Oferta presentada por la empresa, el 24 de diciembre de 2018 y que finalmente fue firmada ayer por el sindicato, incluyó incrementos reales en los sueldos base, también, se mantiene la casi quincena de beneficios construidos en los 26 años de trayectoria de la empresa y mejoras en los bonos que hacen que, en los hechos, los bonos anuales alcancen a 2 sueldos brutos y 1,2 sueldos base.

De esta manera los integrantes del Sindicato No. Ernesto Díaz de Salmofood retornaron a sus labores habituales con la tranquilidad de haber luchado por sus derechos, independiente de que no hayan conseguido satisfacer el total de sus demandas.