Radio Chiloe & MRG

Regional: presentan cargos en contra de ejecutivos de empresa sanitaria.

Departamento de Prensa 4 junio, 2019
Regional: presentan cargos en contra de ejecutivos de empresa sanitaria.

Luego de haber cerrado una investigación, la Fiscalía Local de Maullín-Los Muermos determinó presentar cargos en contra de dos ejecutivos de la empresa sanitaria Essal que, según dicha investigación, vertió aguas contaminadas al cauce fluvial del estero Clavito ubicado en la comuna de Los Muermos, por el delito de propagación de productos o elementos peligrosos para la salud animal o vegetal en carácter de reiterado, previsto y sancionado en el artículo 291 del Código Penal, en grado de ejecución consumado.

Jaime Aguayo, Fiscal Jefe de Maullin-Los Muermos confirmó que se trata de la primera vez a nivel nacional que se presenta una acusación respecto de ejecutivos de empresas de este tipo:


La acusación fue presentada este viernes 31 de mayo por el Fiscal Jaime Aguayo, debiéndose ahora fijar audiencia de preparación de juicio oral.

En tanto el Fiscal Regional de Los Lagos, Marcos Emilfork Konow, señaló que la presentación de una acusación de esta naturaleza representa para la Fiscalía un paso y un hito tremendamente importante en materia medioambiental:

De acuerdo al escrito presentado ante el Juzgado de Garantía de Los Muermos, desde enero de 2015 y hasta la fecha, los ejecutivos involucrados, “han hecho operar la citada planta a sabiendas que su funcionamiento introducía, propagando así indebidamente, en el cuerpo de agua conocido como Estero El Clavito, organismos, productos, elementos y agentes bacteriológicos y químicos susceptibles de poner en peligro y que efectivamente dañaron la salud animal y vegetal y el abastecimiento de agua de la población aledaña”.

Según se describe en el documento presentado por el Ministerio Público, la operación de la planta de tratamiento introdujo y propagó bacterias y microrganismos como coliformes fecales, todo lo cual habría causado fragilidad ecosistémica del afluente y ambiente anóxico, efectos que se evidenciaron a casi 3 kilómetros aguas abajo del punto de descarga.

“La contaminación antes descrita ha provocado la muerte de peces y de animales vacunos que bebían de sus aguas por enfermedades digestivas, metabólicas e intoxicación, a consecuencia de lo cual, actualmente, es imposible el aprovechamiento del agua del afluente para el consumo humano y animal”, indica la presentación.

Considerando la pena asignada al delito de propagación de productos o elementos peligrosos para la salud animal o vegetal previsto en el Código Penal, el Ministerio Público está solicitando se imponga a ambos acusados, la pena de 3 años y un día de presidio menor en su grado máximo.